Adiós al Contouring: apostamos por un rostro más natural

Adiós al Contouring: apostamos por un rostro más natural


Toda tendencia, al poco tiempo, acaba pasando de moda. Y  era de esperar que al famoso contouring de Kim Kardashian le ocurriera lo mismo. La técnica que trataba de esculpir con texturas densas y mates nuestros rostros acentuando aquellas zonas faciales más oscuras, tiene las horas contadas porque en 2017 han llegado pisando fuerte dos tendencias totalmente contrarias: el Sun stribbing y el Strobing.

 

 

Con la llegada del frío, muchas de nosotras vemos como nuestros bronceados van poco a poco menguando hasta alcanzar una palidez invernal. Pues ahora gracias a estas dos técnicas, iluminaremos nuestro rostro y un aspecto mucho más naturales y saludables. Y, con tan solo tres productos: una base con color ligera, un corrector y polvos bronceadores.

 

El Sun stribbing o el bronceado veraniego

 

Consiste en conseguir un falso bronceado aplicando polvos de sol  mates sólo en aquellas zonas del rostro que habitualmente captan más luz solar, como son la nariz y las mejillas. Es muy sencilla de realizar y promete conseguir un tono favorecedor en tan solo unos pocos minutos.

 

Lo primero que deberemos hacer es hidratar nuestro rostro con una crema de color o una base de color con un tono muy ligero. A continuación fijaremos un poco de corrector debajo de los ojos y seguidamente con una brocha aplicamos polvos bronceadores en horizontal de los pómulos a la nariz, simulando el efecto que el sol tiene sobre nuestra piel cuando vamos a la playa.

 

El Strobing o el bronceado sexy

 

Esta técnica consiste en acentuar los puntos de luz de la cara con tan un iluminado, una crema de color y unos polvos bronceadores. Para ello, al igual que la anterior tendencia, hidrataremos nuestra cara con una crema de color o maquillaje ligero que podamos mezclar con un poco de crema y así potenciar el efecto natural y luminoso en nuestro rostro. A continuación, aplicaremos corrector en la zona de debajo de los ojos, los laterales de la nariz, y la barbilla. Seguidamente, iluminaremos las zonas que captan más luz como son la frente, la nariz, la parte superior de los pómulos y el arco de Cupido de los labios.

 

Una vez iluminado todo nuestro rostro, solo nos quedaría aplicar un colorete crema de tonos rosados o albaricoque en nuestros pómulos que nos proporcione un aspecto suave y luminoso. Y complementar nuestro maquillaje con un pintalabios nude para obtener el look perfecto.

 

Un maquillaje que resalta y no cambia

 

Consistiendo básicamente en acentuar de distintas formas los puntos de luz del rostro con solo un corrector y un iluminador para conseguirlo. .

 

Cuando tratamos de marcar sombras y luces en el rostro con texturas mates y densas, ahora con estas dos técnicas buscamos acentuar las zonas faciales que capturan más luz. Y para ello, podemos hacerlo de dos maneras.

 

Podemos aplicarnos una BB Cream o una CC Cream como base en nuestro rostro y luego mediante una brocha aplicar de forma horizontal en las mejillas y encima de nuestra nariz  los polvos bronceadores.

 

¡Tú elijes tu estilo! ¿Has probado a esta técnica?

 

 

 

 

 

 

 

 

+ There are no comments

Add yours