¿Cuándo debo comenzar utilizar cremas antiarrugas?

¿Cuándo debo comenzar utilizar cremas antiarrugas?


Esta es una pregunta que cada vez se hace más gente, la podemos considerar la pregunta del millón ¿Pero cuándo se comienza realmente a utilizar cremas antiedad? ¿Es mejor prevenir que curar? Te contamos todas las claves.

Cada persona es un mundo, eso es cierto. Y cada piel también. Según las características de tu piel deberás comenzar antes o después y con un producto adaptado a tus necesidades.

De todas formas, repetimos que cada piel es diferente por lo tanto no hay una edad definida. Aunque si podemos establecer unos consejos y recomendaciones para que tu piel se vea más joven con el paso de los años, aunque la decisión final depende cada uno.

A partir de los 30

Normalmente es la edad de partida en la que se recomienda comenzar a utilizar productos de belleza. Es un tiempo en que la piel comienza producir menos colágeno, por lo tanto se ve alterada la elasticidad y comienza a estar menos nutrida.

Lo recomendable es comenzar una crema de día nutritiva y otra de noche, si prefieres utilizar una solamente mejor de noche ya que no contiene protectores solares y es más suave. Podrás utilizarla antes de dormir después de lavarla con agua micelar (3 en uno) o con la correspondiente leche limpiadora y tónico.

En los hombres, se da de la misma forma. Normal mente los 30 son la edad clave para comenzar a aplicar alguna crema hidratante. Para ellos, además será muy importante cuidar los productos de afeitado de forma que no irriten y se adapten a su tipo de piel.

Ten en cuenta tu tipo de piel

Es muy importante que identifique que personalidad tiene tu piel, por ejemplo, si tienes la piel seca puedes que debas comenzar a aplicarte una crema sobre la edad de 25. Este tipo de pieles suelen tener las primeras líneas de expresión a partir de esta edad.

Sin embargo, si tu piel es grasa puede que retrase más la aparición de las primeras arrugas, incluso más allá de los 30. En estos casos, la rutina puede reducirse a una limpieza con gel que no sea agresiva.

Un punto muy importante es localizar cuando comenzamos a sentir la piel más tirante, por ejemplo, después de nuestra limpieza de rostro diaria. Cuidar mucho estos detalles, puede darnos la clave sobre cuando comenzar a utilizar productos de belleza.

La protección solar, un gran aliado

Puede sonarte raro si no es verano, pero el sol es uno de los principales agentes de envejecimiento. Muchas celebrities confiesan no salir a la calle sin un protector suave, además puede ayudarte a tener la piel más nutrida y natural. Un solar indicado especialmente para rostro puede ser el producto que prevenga mejor las primeras apariciones de arrugas.

¿Y tú? ¿Aún no has comenzado con tu tratamiento de belleza? ¡Cuéntanos!

+ There are no comments

Add yours