Los 7 errores más comunes en el uso de la cosmética

Los 7 errores más comunes en el uso de la cosmética


Está demostrado que hoy en día el cuidado de la piel es fundamental y que nos gusta cuidarnos tanto que se ha vuelto una prioridad para nosotros el uso de los cosméticos y los cuidados faciales. Pero cuando se empieza a tener conciencia de la utilidad de cada uno de ellos, no siempre se tienen claras las ideas del uso que se le puede dar a los cosméticos o su aplicación.

Por eso, hoy os vamos a repasar los errores más comunes a la hora de usar nuestra cosmética habitual.

Los errores más comunes

  • No limpiar el rostro o desmaquillarlo antes de aplicar los cosméticos. Esto es algo que por obligación deberíamos hacer ya que a lo largo del día se acumula en nuestro rostro suciedad del medio ambiente, grasa y el propio maquillaje y si no retiramos esta capa superficial de nuestra piel los cosméticos no penetraran en nuestra piel para hacer cualquier tipo de efecto, por lo que es un paso primordial. Además, siempre hay que elegir el desmaquillante según el tipo de piel.
    Clarins Gel Nettoyant Éclat du Jour

    Clarins Gel Nettoyant Éclat du Jour

  • Utilizar demasiada cantidad. Para según qué tipo de piel vamos a necesitar cremas y serums específicas, pero no porque tengas una piel más seca tienes que utilizar más producto o al contrario con las pieles grasas. Lo ideal es utilizar la cantidad de un garbanzo para de esta forma no saturar nuestra piel con exceso de producto.
  • Usar la misma crema en el contorno de ojos que en el resto del rostro. Este suele ser un error de la gente que no tiene todavía arruguitas ya que piensan que utilizando el mismo cosmético por todo el rostro es suficiente. Nada más lejos de la realidad cada área de nuestra piel tiene unas necesidades diferentes y por tanto necesitaremos productos distintos.
  • Frotar la piel. Pensamos que al frotar la piel enérgicamente estamos estimulando la circulación sanguínea, pero no es así, con esto lo que conseguimos es perder la elasticidad de nuestra piel mucho antes de lo deseado. Por eso siempre hay que tratarla con mimo y cariños, realizando masajes suaves pero sin dañarla.
  • Elegir el cuidado en base a la experiencias de otros. Está claro que siempre es bueno que nos den la opinión de los cosméticos sobretodo cuando se tiene el mismo tipo de piel, pero no por esa regla de tres nos va a funcionar igual que a la otra persona. Hay que tener en cuenta que cada piel es un mundo y que cada uno necesita un cuidado diferente por lo que lo mismo que a ti te funciona genial un producto, a otra persona puede no irle bien.
  • Abandonar el protector solar cuando acaba el verano. Este error es uno de los más comunes ya que tendemos a pensar que como no hace tanto calor como en verano el resto de estaciones no necesitan el uso de protección solar. Pues no debe ser así, ya los rayos UVA favorecen el envejecimiento prematuro de la piel sea la estación del año que sea. Obviamente en verano hay que tener especial cuidado porque estamos más expuestos pero no lo arrinconemos.
  • No ser constante. Si queremos resultados, hay que ser constante. No se puede tener una opinión formada sobre un cosmético si no lo utilizamos habitualmente, igual que no podremos ver sus resultados y mejoras. Por lo que la base de la cosmética es constancia, constancia y constancia.

Así que ya sabéis, si cometéis alguno de estos errores  ¡Estáis a tiempo de cambiarlo!

+ There are no comments

Add yours