Saltar al contenido
Paco Perfumerías Blog

Aceite de jojoba: principales usos y beneficios

diciembre 25, 2020

El aceite de jojoba es un producto que puede utilizarse para tratar una gran cantidad de problemas relacionados con la piel y el rostro. Sobre todo, los productos naturales que provienen directamente de la jojoba y que no han sido procesados. La jojoba es una planta del tipo arbusto originaria del desierto de Sonora —en México— y en el desierto de Mojave —en Estados Unidos—. Esta planta es el único vegetal que produce cera líquida. La misma, se extrae mediante un proceso de prensado de las semillas —o frutos secos— y su uso suele estar destinado, sobre todo, para fines cosméticos sin ningún tipo de refinado —es decir, de manera más natural—. También es utilizada para otros fines, como para la fabricación de carburantes, plásticos, ceras e, incluso, computadoras.

A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el aceite de jojoba, propiedades, para qué sirve y las funciones del aceite de jojoba para el pelo, así como las funciones del aceite de jojoba para la cara. Sigue leyendo para más información.

Aceite de jojoba: propiedades

El aceite de jojoba es uno de los productos cosméticos más naturales que podemos encontrar y más útiles para la cara y el pelo gracias a sus propiedades. Este vegetal responsable de la fabricación de éster —o cera líquida— se suele comercializar en forma de ungüentos que pueden aplicarse tanto en el pelo como en la cara debido a sus propiedades y efectos beneficiosos. El aceite de jojoba, propiedades y beneficios tienen lugar debido a su compleja composición, ya que es el único vegetal que produce cera líquida.

En su composición podemos encontrar un 97% de ceramidas. Las ceramidas son un tipo de lípidos muy utilizados en la cosmética debido a su efecto hidratante y regenerador de la piel, entre otras. Estas resultan muy estables frente al calor, así como también a la oxidación. Lo cual les permite conservarse en perfectamente a lo largo del tiempo sin perder ninguna de sus propiedades. La razón por la cual las ceramidas de la jojoba son tan beneficiosas es porque son muy parecidas a las ceramidas de la piel. Estas intervienen en el proceso de sebo-regulación, reparación y mantenimiento. En la composición de las ceramidas de la jojoba podemos encontrar también una gran cantidad de vitamina E, que actúa como fotoprotector de la piel y del cabello, previniendo el envejecimiento prematuro.

Otro de los componentes de la jojoba es el ácido linoléico. Este componente es muy útil también para la piel debido a que actúa regenerando las células y proporcionándoles mayor elasticidad.

Aceite de jojoba: para qué sirve

Acabamos de ver cuál es la composición del aceite de jojoba, propiedades y por qué resulta tan útil para llevar a cabo los tratamientos del cutis y del cabello. Veamos ahora de manera más clara y detallada la función específica en cada caso del aceite de jojoba, para qué sirve y todos sus beneficios.

Aceite de jojoba para la cara

El aceite de jojoba para la cara resulta de gran utilidad debido a que este cuenta con ceramidas muy similares a las de la piel. Las ceramidas actúan sobre el rostro humectando la piel, regulando la hidratación y controlando la fabricación de sebo. Además de favorecer su regeneración y su reparación. Se trata de un producto pensado para frenar el envejecimiento y para tratar algunos problemas o trastornos cutáneos. Estos son los principales beneficios del aceite de jojoba para la piel:

  • Regula la producción del sebo: El aceite aporta a la piel los nutrientes que necesita y evita que este actúa produciendo un exceso de sebo. Hidrata en profundidad y reestructura el equilibrio graso. Es muy efectivo tanto en pieles mixtas o grasas, como en las que tienen una tendencia acnéica.
  • Previene el envejecimiento: Los tratamientos con aceite de jojoba resultan muy efectivos para prevenir el envejecimiento prematuro del cutis debido a su gran cantidad de antioxidantes, los cuales sirven para neutralizar la acción de los radicales libres que interfieren en el envejecimiento. La vitamina E y los ácidos grasos interfieren en el proceso también combatiendo los signos de la edad y evitando la aparición de arrugas y líneas de expresión.
  • Tratamiento contra problemas cutáneos: Otra de las propiedades del aceite de jojoba es su función antifúngica y antibacteriana. Por ello, resulta de gran utilidad para calmar las lesiones cutáneas. El aceite de jojoba puede ser utilizado para el acné, para la seborrea, para los puntos negros, los barros, las espinillas, los salpullidos y las imperfecciones.
  • Otros fines: Otra de las funciones del aceite de jojoba para la cara es su función como bálsamo labial, como loción para el afeitado —ya que reduce la irritación y favorece la regeneración— y como desmaquillante natural.

Aceite de jojoba para el pelo

Los beneficios del aceite de jojoba para el pelo también son muy variados. Estos se basan, sobre todo, en su función reguladora del exceso de sebo en el cuero cabelludo, pero también en las acciones regeneradoras del cabello —para pelo débil y frágil—. Estos son los principales beneficios del aceite de jojoba para el pelo:

  • Regulan el exceso de grasa: Evitan tener un cabello graso ya que regulan el exceso de sebo producido por las glándulas sebáceas del cuero cabelludo que posteriormente pasan al cabello, dando una sensación de falta de higiene. También puede ser utilizado para evitar la aparición de caspa. Su acción seborreguladora actúa a gran profundidad.
  • Tratamiento hidratante y humectante: Debido a la vitamina E, así como también a las ceramidas en su conjunto. El aceite de jojoba proporciona humedad evitando que esta se evapore. Además, nutre los folículos pilosos dejando una melena suave y con brillo.
  • Fortalecimiento del pelo: Al utilizar el aceite de jojoba como mascarilla el pelo quebradizo recupera sus propiedades y su fuerza.
  • Tratamiento anticaída: Evita la acumulación de grasa la cual puede interferir en problemas de caída de pelo, así como en irritaciones del cuero cabelludo.
  • Acción antifúngica y antibacteriana: Sirve para calmar lesiones cutáneas, evitando enfermedades del tipo seborrea.

Aceite de jojoba para la piel

El aceite de jojoba puede ser utilizado también para el resto de la piel, combatiendo problemas de psoriasis y dermatitis. Además, es un producto que resulta muy agradable para realizar masajes de aromaterapia. Su utilización puede servir también para prevenir las estrías y la flacidez durante el embarazo, así como para el tratamiento de las heridas y de las cicatrices y para las pieles sensibles.