Saltar al contenido
Paco Perfumerías Blog

Acelerador del bronceado: todo lo que debes de saber

julio 2, 2021

LOS MEJORES ACELERADORES DEL BRONCEADO PARA ESTE VERANO


Encuéntralos aquí

Existen varios tipos de cosméticos solares. Los más populares son los protectores solares, los autobronceadores y los aceleradores del bronceado. Por supuesto, no todo es lo mismo, ni tiene la misma función. Si bien es cierto que podemos encontrar algunas características similares de los protectores solares en los bronceadores, lo cierto es que la misión principal de estos últimos es otra muy distinta. En este artículo queremos explicarte todo lo que necesitas saber sobre los aceleradores de bronceado. Analizamos qué es un acelerador del bronceado, pero también como usar el acelerador del bronceado y cuál es el mejor momento para aplicarlo. ¡Sigue leyendo para más información!

¿Qué es un acelerador del bronceado?

Como decíamos, el acelerador del bronceado —o intensificador del bronceado, como también se le conoce— no es lo mismo que un protector solar. Es muy importante que tengas esto en cuenta ya que, en función de tu piel y de lo que necesites, será más conveniente que optes por un producto u otro —o la combinación de varios—. Lo primero que debes saber es que un acelerador del bronceado es un tipo de crema solar que acelera el bronceado, es decir, al aplicarla sobre la piel esta estará preparada para obtener un bronceado más rápido debido a que aumenta la producción de melanina al estar expuesta a la radiación UV del sol, pero también a intensificar la duración del bronceado. El protector solar, por el contrario, tiene como función proteger de la radiación UV evitando sus efectos dañinos, como los ocasionados por la radiación UVA —responsable del envejecimiento prematuro— y la UVB —que causa las quemaduras—.

Consigue un tono perfecto en tu piel y protégela con Lancaster


Acelerador del bronceado a base de aceite sedoso con una protección solar óptima y eficaz de 30 SPF. ¡Consigue un acabado satinado y aterciopelado!

Descúbrelo

 


Es por ese motivo que resulta muy importante elegir adecuadamente entre un tipo de solar y otro en función de lo que busquemos. La utilización de la crema aceleradora del bronceado no es recomendada para pieles del fototipo I, es decir, para las personas que producen poca melanina de manera natural puesto que no rechazan adecuadamente la radiación solar. Ahora bien, todo depende. También podemos encontrar intensificadores del bronceado que cumplen con una doble función —y que, además, cuentan con un nivel de protección SPF bastante elevado—, como es el caso del Acelerador del bronceado de Lancaster, considerado por muchos/as como el mejor acelerador del bronceado, o uno de los mejores que existen en el mercado.

Cómo usar el acelerador del bronceado

Para responder a cómo usar el acelerador del bronceado es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos que explicamos más abajo. En la actualidad existen varios tipos de aceleradores del bronceado, en función de su uso y sus efectos. Estos son las pastillas para el bronceado, la crema aceleradora del bronceado o el spray. Por supuesto, ten en cuenta que resultará necesario utilizar protector solar para evitar los efectos negativos que puede causar la radiación solar en la piel. Te lo explicamos con más detalle.

Cómo aplicar el intensificador del bronceado

El intensificador del bronceado, o crema solar que acelera el bronceado, debe aplicarse de manera uniforme por todo el cuerpo y por la cara —ten en cuenta que también es posible encontrarlo en forma de spray o emulsión—. En cualquier caso, lo que debes hacer es evitar aplicarla cuando haya restos de grasa en la piel. De esta forma prevendrás que aparezcan manchas después de tomar el sol a causa de la existencia de otro producto cosmético que impida que el solar penetre correctamente, o por no haber aplicado el bronceador en todas las zonas de manera uniforme.

Cuándo usar el acelerador del bronceado

Si optas por un tratamiento en pastillas, estas deben comenzar a utilizarse unos 15 días antes de exponerte a la radiación solar, de esta manera tu piel se irá preparando. El tratamiento debe prolongarse durante todos los días que vayas a exponerte al sol, pero también 15 días después de que dejes de tomarlo. Con ello conseguirás prolongar la duración del bronceado durante los días posteriores o meses gracias a la acción de los betacarotenos. Es importante, así mismo, que utilices un protector solar. Utiliza uno en función de tu fototipo. Los de fase II y III necesitarán una intensidad menor, mientras que los de fase I deben usar uno de 50.

Acelerador del bronceado profesional de Australian Gold


Te ayuda a acelerar el bronceado de tu piel maximizando la capacidad de pigmentación. ¡Estimula y potencia el tono dorado de la piel con Dark Tanning Spray Gel!

Leer más


Ahora bien, si optas por una crema aceleradora del bronceado, como es el acelerador del bronceado de Australian Gold —considerado uno de los mejores en la actualidad—, entonces lo recomendado es que lo apliques en tu casa, unos 30 minutos antes de salir. Una vez llegues a la playa, tendrás un máximo de 10 a 15 minutos para poder exponerte al sol sin protector solar, pero después tendrás que aplicarlo para evitar los efectos dañinos de la radiación solar en tu piel. Lo recomendado es que te pongas el bronceador solar y esperes a la sombra hasta que este se haya absorbido por completo —unos 30 minutos, aproximadamente—. El protector solar debe utilizarse cada 2 o 3 horas, ya que con el tiempo se disminuye su efecto. También, después de cada baño o si has hecho deporte y has sudado. Si optas por un spray en lugar de por una crema solar que acelera el bronceado, el proceso será muy similar. La diferencia es que estos productos son menos grasosos ya que su base es acuosa y se filtran más rápidamente en la piel. Su formato resulta muy fácil y cómodo de usar. Ahora bien, recuerda aplicarlo de manera uniforme y abundante por toda la piel. Así mismo no sobrepasas el periodo máximo de exposición al sol una vez lo hayas aplicado.

El protector solar te ayudará a tener una piel sana e hidratada, así como a evitar su envejecimiento prematuro. Algunos aceleradores del bronceado suelen incluir un factor de protección solar, aunque no siempre es suficiente —sobre todo, en el caso de las pieles más claritas—. Es aconsejable, por ende, que lo complementes con otro de mayor protección. Por último, cuando vayas a tomar el sol evita hacerlo en las horas de mayor radiación, es decir de 12 a 16 horas.