Saltar al contenido
Paco Perfumerías Blog

Cómo recuperar y evitar las uñas escamadas

marzo 5, 2021

Los mejores productos para el cuidado de las uñas


Visita nuestra tienda

Las uñas escamadas o uñas quebradizas es un problema que afecta muchas personas. Son varios los motivos por los cuales estas pueden darse, como te explicamos en este artículo. Afortunadamente podemos encontrar varias soluciones y consejos para evitar que estas sigan rompiéndose y deteriorándose, recuperándose por completo.

En este artículo vamos a explicarte qué son las uñas escamadas —o uñas rotas en capas— y cuál es el mejor tratamiento para uñas quebradizas y escamadas. Sigue leyendo para más información.

¿Qué son las uñas escamadas y a qué se deben?

El problema de las uñas escamadas, también conocido como onicoquicia, es una afección que tiene lugar en las uñas —tanto de las manos como de los pies—. Esta provoca una descamación o desdoblamiento en láminas de las uñas ocasionando su separación en capas. Por lo general, el problema se repite en mayor medida en las uñas de las manos y en la zona del borde distal. La onicoquicia es una de las cuatro manifestaciones más comunes en el caso de uñas quebradizas, como lo es —también— la onicorexsis, o fisuras transversales.

Son muchos los motivos por los cuales tienen lugar las uñas quebradizas, como vamos a ver en este punto, ahora bien, es importante que —en primer lugar— acudas a una consulta con tu doctor para que pueda ayudarte a diagnosticar exactamente cuál de todos ellos ocasiona tu problema y para evitar posibles complicaciones.

Refuerza tus uñas y evitar que se rompan con Deborah


¡El esmalte que cuida de tus uñas! Tratamiento reforzador rico en calcio para uñas que se rompen con facilidad.

Adquiérelo aquí
 

Afortunadamente existen muchos tratamientos para uñas quebradizas y escamadas, como son los esmaltes con bases de tratamiento. Ejemplo de ello es el esmalte reforzador de Deborah que funciona como un tratamiento invisible y nutritivo para aportar calcio a las uñas, agilizando su crecimiento y evitando que se quiebren. Estos son las principales causas por las cuales tienen lugar los problemas de onicoquicia o uñas que se rompen a capas:

  • Contacto con productos químicos: Muchas veces, el problema de las uñas escamadas tiene lugar por el contacto frecuente con productos químicos, como son los productos de limpieza. Esto puede dar lugar a la aparición de hongos o psoriasis que provocan la descamación de las uñas.
  • Tratamientos que las debilitan: La utilización de esmaltes de baja calidad con demasiada frecuencia —con fórmulas que utilizan una gran cantidad de formol, esmaltes nacarados o con purpurina o esmaltes con brillos…— son causantes de las uñas escamadas o uñas que se rompen a capas. También lo son la aplicación de uñas postizas, o si como un exceso en el limado de las uñas o la aplicación de pinturas de uñas semitransparentes de manera regular.
  • Malos hábitos: Como, por ejemplo, morderse las uñas —también conocido como onicofagia—, secar repentinamente las uñas cuando están húmedas, quitar el esmalte con productos abrasivos —o arrancárselo con los dedos— o utilizar el esmalte con demasiada frecuencia sin dejar que las uñas respiren.
  • Falta de calcio y vitaminas: El problema de las uñas desgastadas o uñas rotas en capas tiene que ver también con las carencias alimenticias. En estos casos, su aparición suele estar relacionada con una falta de calcio —por lo que es aconsejable revisar la dieta—. También puede relacionarse con una falta de vitaminas implicadas en la absorción del mismo, como la vitamina A, B y D.
  • Falta de hidratación: Hay casos en los cuales la aparición de uñas rotas en capas tiene lugar por una falta de hidratación, tanto interna como externa. El tratamiento para uñas quebradizas y escamadas, en este caso, consiste en la utilización de cremas hidratantes o aceites, como el de oliva, el de almendras o el de coco.

Consejos para evitar las uñas escamadas o uñas desgastadas

Una vez que conocemos cuáles son las principales causas por las que pueden aparecer las uñas escamadas, o uñas que se rompen a capas, podemos proceder a explicar algunos de los consejos a tener en cuenta para evitar estos problemas —de cualquier forma, recuerda que si la afección es muy grave deberás consultar a tu doctor para que pueda derivarte con un especialista, si así lo considera oportuno—.

Utiliza buenos esmaltes

Los esmaltes de calidad contienen componentes menos agresivos para las uñas, algunos —incluso— contienen una base de tratamiento para evitar que las uñas se rompan o descamen. De cualquier modo, ten en cuenta dejar un par de días para que las uñas puedan respirar y no abuses en exceso de los esmaltes.

Pulir antes del tratamiento

Si tienes pensado pintar tus uñas, recuerda que lo primero que debes hacer es pulirla con cuidado e insistir en la zona dañada. Se recomienda utilizar una lima especial para que quite las escamas y para que se quede más lisa, pero sin sobrepasarse —ya que, en ese caso, puede quedar demasiado fina y romperse de igual manera—.

Hidratar uñas y cutículas

Es fundamental hidratar las uñas cada día con un buen aceite de oliva, así como las propias cutículas. Algunos tratamientos consisten en la realización de envolturas hidratantes y nutritivas tanto para manos como para pies.

Masajear las uñas

Masajear las uñas sirve para mejorar la circulación y para que la sangre llegue adecuadamente a nuestros dedos, repartiendo los nutrientes que necesitan a nuestras uñas con el fin de que crezcan fuertes y sanas.

No excederse en los lavados

A pesar de lo que parece, si lavamos en exceso nuestra piel esto puede provocar que esta de deshidrate y que la capa protectora natural de la dermis desaparezca. Al lavar las uñas ocurre lo mismo, lo cual puede provocar un problema de uñas desgastadas.

Tratamiento para uñas quebradizas y escamadas

Acabamos de explicar algunos de los principales remedios para tratar uñas escamadas, ahora bien, si lo que deseas es utilizar un tratamiento para uñas quebradizas y escamadas específico te recomendamos que optes por nuestro fortalecedor de uñas Mavala. Este tratamiento en esmalte sirve para fortalecer y proteger las uñas débiles y frágiles. El mismo funciona en dos fases: por un lado, la aplicación de una base de fibra de nylon y, por otro lado, el sellado protector. Este innovador tratamiento sirve para favorecer el crecimiento normal de la uña ayudando a resistir las roturas y proporcionando el cuidado y protección que necesitan.