Saltar al contenido
Paco Perfumerías Blog

Puntos negros en la nariz: cómo eliminarlos fácilmente

enero 15, 2021

Los puntos negros en la nariz es uno de los problemas más frecuentes que suelen aparecer en el cutis, sobre todo en la edad de la adolescencia —aunque también es frecuente en la edad adulta—.  Aunque no se trata de un problema dañino para nuestra piel, si resulta molesto estéticamente. Afortunadamente, existen una gran cantidad de tratamientos y técnicas para eliminar los puntos negros en la nariz.

A continuación, te explicamos cómo quitar los puntos negros en la nariz y algunos consejos para evitar que vuelvan a aparecer.

¿Qué son los puntos negros?

Los puntos negros, también conocidos como comedón, se producen debido a la acumulación de grasa en el poro de la piel. Las glándulas sebáceas segregan el sebo de manera habitual para lubricar la piel e impedir que las bacterias puedan penetrar en la epidermis. Sin embargo, el problema de los puntos negros tiene lugar cuando esta se produce en exceso. El sebo entra en contacto con el aire y se oxida, razón por la cual se vuelve de color negro. Aunque no es perjudicial para la salud, sí puede llegar a suponer un problema estético y acabar derivando en acné. Es por esta razón que resulta de gran utilidad aprender cómo quitar los puntos negros en la nariz.

Diferencias entre puntos negros y espinillas

Aunque muchas veces tienen a confundirse, existe una ligera diferencia entre los puntos negros y las espinillas. Mientras que los puntos negros se producen por un exceso de producción de la grasa que sale a la superficie, la espinilla se produce por una infección al tocarnos la cara con las manos o uñas sucias. En este caso, lo que ocurre es que las bacterias taponan el poro provocando dicho exceso de grasa.

¿Cómo quitar los puntos negros?

Consejos

Existen varios métodos para quitar los puntos de la nariz rápidamente, así como para eliminar puntos en la nariz de forma casera. La aparición de los puntos negros no se debe a una falta de higiene, como comentábamos, sino a un problema de exceso de grasa que afecta, sobre todo a adolescentes —por los cambios hormonales—, pero también a adultos hombres y mujeres. Estos son algunos de los consejos más prácticos para eliminarlos.

Cómo quitar puntos negros: Bandas adhesivas

Las bandas adhesivas son uno de los productos cosméticos más utilizados para eliminar los puntos negros de la nariz y del resto del cutis. Estas están diseñadas específicamente para ello. El funcionamiento es muy sencillo, solamente deben colocarse en la zona donde se encuentran los comedones, esperar a que actúe y a continuación tirar de ellas para atraparlos y extraerlos de los poros de la piel.

Cómo quitar puntos negros: Mascarillas

Este producto es también uno de los más vendidos para quitar puntos en la nariz rápido. Se trata de un cosmético compuesto de arcilla e, incluso, de lava volcánica. Estos sirven, también, como exfoliantes —eliminando las impurezas de la piel—. El funcionamiento es muy sencillo, estas deben aplicarse sobre el rostro o la zona a trabajar como una mascarilla y esperar unos minutos hasta que se seque. Una vez se solidifica la mascarilla ya se puede estirar de ella suavemente para llevar a cabo la extracción de los puntos negros. A la hora de aplicar la mascarilla hay que tener cuidado de que esta no se pegue a la zona de las cejas, así como a las patillas o cuero cabelludo —ya que resultará muy molesta a la hora de retirarla—.

Cómo quitar puntos negros: Remedios caseros

Algunos de los remedios caseros más efectivos para eliminar puntos en la nariz de forma casera son el azúcar moreno con aceite de coco, por un lado, y la clara de huevo. Estos funcionan de la siguiente manera:

  • Azúcar moreno y aceite de coco: El azúcar moreno funciona como un exfoliante natural que, además, resulta muy efectivo. Para hacer una mascarilla con él se debe combinar un par de cucharadas o tres de azúcar moreno con dos de aceite de coco. Una vez disuelto y mezclado se colocará sobre la piel y se dejará actuar durante unos 30 minutos, después podrá ser retirado.
  • Clara de huevo: En este caso lo que debemos hacer es separar la clara del huevo de la yema y mezclarla con 10 gotas de limón. A continuación, se aplicará sobre la piel y se dejará actuar unos 30 minutos. Finalmente, se retirará con agua templada. Al realizar este tratamiento se debe evitar la exposición al sol.

¿Cómo prevenir la aparición de puntos negros?

Para evitar la aparición de puntos negros en la nariz y en el rostro es fundamental mantener ciertos hábitos cotidianos que nos ayuden a prevenirlos. Además, hay que tener en cuenta que si no se lleva a cabo un cuidado específico los puntos negros pueden acabar convirtiéndose en acné. Acabamos de ver cómo quitar puntos en la nariz rápido —así como algunos remedios para eliminar puntos en la nariz de forma casera—, veamos ahora, cómo prevenirlos a partir de los siguientes consejos:

  1. Rutina de limpieza facial: La rutina de limpieza facial es fundamental para evitar la aparición de los comedones. Por ello, es muy importante lavarse la cara por las mañanas y por las noches. Lo recomendable es utilizar limpiadores faciales. Por supuesto, en el caso de quienes se maquillen hay que asegurarse de quitarse el maquillaje antes de dormir —utilizando para ello los productos desmaquillantes recomendados, como el agua micelar, los jabones, los aceites…—. En el caso de los hombres, en el momento del afeitado es recomendable utilizar espumas que suavicen la piel, así como aftershaves antisépticos.
  2. Hidratar la piel: La piel siempre debe estar hidratada —incluso, las pieles grasas— para contribuir al equilibrio y a la salud del cutis.
  3. Exfoliar la piel: Es una de las rutinas que se debe seguir para evitar la aparición de puntos negros, al menos una vez por semana. La exfoliación ayuda a eliminar tanto la piel muerta, como la suciedad y la grasa acumulada, ya que abre los poros y trabaja en su limpieza.
  4. Evitar tocarse la cara: Sobre todo, para evitar la aparición de espinillas e irritaciones en el cutis.
  5. Limpiar las almohadas: Para evitar la acumulación de las bacterias y que estas se peguen al rostro obstaculizando los poros de la nariz.