Saltar al contenido
Paco Perfumerías Blog

¿Qué beneficios tiene el ácido salicílico para nuestra piel?

Los mejores productos para tratar el acné y las espinillas


¡Visita nuestra web!

El ácido salicílico, en su forma tópica, es uno de los compuestos más empleados para la eliminación y prevención de la aparición de espinillas, así como del acné y para tratar las manchas que estos trastornos cutáneos ocasionan. Se trata de un producto muy recomendado para pieles grasas, además cumple con una acción prácticamente instantánea. Este ingrediente, gracias a sus diferentes propiedades, hará que tu piel se vea más higiénica y suave.

¿Qué es el ácido salicílico?

El ácido salicílico es un tipo de beta-hidroxiácido. Esto significa que una parte de la molécula está separada, lo que hace que sea más soluble en el agua y los aceites y que penetre mejor en los poros de la piel. El ácido salicílico se obtiene de la corteza del sauce blanco, sus propiedades lo convierten en un ingrediente imprescindible para tratar diversos problemas y trastornos de la piel, como el acné, las espinillas y la psoriasis.

¿Para qué sirve?

Su función se basa sobre todo en la de combatir el acné, como hacíamos mención más arriba. Así mismo, este componente resulta de gran utilidad para prevenir y eliminar la aparición de espinillas y para tratar problemas de psoriasis e, incluso, para eliminar manchas de la piel. A continuación, te explicamos con más detalle cómo actúa el ácido salicílico, para qué sirve y sus propiedades.

Gel exfoliante de Lancôme para iluminar la piel


Contiene microperlas de cera blanca y ácido salicílico para exfoliar, dando luminosidad y resplandor al rostro. ¡Textura suave y fresca!

Comprar

 

Ácido salicílico para la cara: combate el acné y las espinillas

La característica más destacada es la de combatir el acné, así como las espinillas. La razón de ello se debe a que este ingrediente actúa en profundidad, desde dentro hacia afuera. Esto le permite aflojar y romper las adherencias de las células de las capas externas, además de provocar la estimulación a través de la exfoliación y el consecuente desbloqueo de los poros. El ácido salicílico destaca, así mismo, por su propiedad lipófila, lo que significa que puede penetrar la grasa y la obstrucción de los poros para realizar una limpieza en profundidad (de dentro hacia afuera). Además, el ácido salicílico regula la secreción de sebo reduciéndola, algo que resulta muy útil para reducir el acné, así como para desinflamar la piel y los poros obstruidos. En definitiva, lo que consigue es disolver y eliminar efectivamente las espinillas y combatir el acné.

Ácido salicílico en la piel: función exfoliante y antimanchas

Como indicábamos, el ácido salicílico cumple con una función exfoliante, de hecho, en muchos casos es comercializado como medicamento queratolítico. Este provoca un ablandamiento de la capa superior de las células y el consecuente desprendimiento de la misma. Es por esta razón por la cual resulta de gran utilidad para tratar las manchas y unificar el tono natural de la piel.

Ácido salicílico para el cabello: más brillo y suavidad

El ácido salicílico en forma de extracto líquido puede emplearse, así mismo, para embellecer el cabello dándole mayor brillo y suavidad. Este puede mezclarse con el agua o con el champú habitual. Ahora bien, es necesario dejarlo actuar unos minutos para que haga efecto.

Efectos en la piel

El ácido salicílico es una molécula con una estructura separada, lo que facilita su penetración en los poros de la piel. Este componente, una vez que es absorbido, reacciona debido a su parte ácida, lo que le permite disolver desde dentro hacia afuera. Es decir, lleva a cabo un efecto exfoliante de manera profunda. De esta forma, el ácido salicílico estimula la renovación celular, como explicábamos más arriba, y trata los problemas de acné y las espinillas —puesto que disuelve los residuos que obstruyen los poros en la piel, entre otras—.

Limpiador de espuma de Clarins para purificar la piel del rostro


Purifica la piel del rostro y limita la producción de grasa. Preserva la microbiótica cutánea buena y retira los restos de maquillaje y suciedad gracias a su fórmula Gentle Complex con ácido salicílico.

¡Pruébalo!

 

Es importante dejar claro, no obstante, que los efectos del ácido salicílico en la piel pueden dar lugar a que esta se reseque, razón por la cual su uso no es recomendable en pieles secas. Esta molécula puede ocasionar, así mismo, rojeces e irritación en el caso de las pieles sensibles. Dependiendo de la cantidad de ácido que contenga la fórmula del cosmético, la cantidad de veces que puede utilizarse al día o a la semana variará. Ello suele aparecer indicado en las especificaciones de cada producto. El ácido salicílico es un ingrediente muy recomendado en las pieles grasas, que además son las que más problemas de acné y espinillas suelen presentar debido a la naturaleza del cutis.

Cómo se comercializa en cosmética

Ya hemos respondido a qué es el ácido salicílico y para qué sirve, veamos ahora en qué presentaciones lo podemos encontrar. Este ingrediente está disponible en una gran cantidad de formatos en cosmética y en combinación con otros componentes para intensificar su acción o para complementarla con otras. En general, su uso en cosmética más popular es a través de ácido salicílico crema exfoliante, aunque también está disponible en otros muchos formatos. Vemos cuales son los más populares:

  • Crema: Sobre todo en las cremas exfoliantes, aunque también lo podemos encontrar en pomadas y otros medicamentos tópicos para tratar el problema del acné o la psoriasis.
  • Ampollas: Para el uso del ácido salicílico en la piel del rostro. Se emplea para eliminar impurezas por sus principios activos purificantes que sirven para sanear la epidermis.
  • Mascarillas: Es otra de las formas de presentación más comunes en las que podemos encontrar el ácido salicílico para la cara —y con mayores concentraciones del ingrediente en cosmética—. Suele combinarse con otros elementos como carbón o arcillas para mejorar la apariencia del rostro y para dejar una piel suave.
  • Gel: También es una de las presentaciones más comunes en las que aparece este compuesto. Este se combina con la función hidratante y suele contener glicerina, ya que actúa como humectante —contrarrestando, de esta forma, los efectos que provoca la utilización del ácido salicílico—.

Este ácido también está disponible en otras presentaciones, como son las gasas, almohadillas, serums, toallitas, lociones, ungüentos, champús y parches, tanto para su aplicación directa sobre la piel como para el cabello o cuero cabelludo.

Esperamos que este artículo te haya resultado de ayuda. Te deseamos un feliz día y te mandamos #UnaGranSonrisa.