Saltar al contenido
Paco Perfumerías Blog

Qué es serum: Propiedades y beneficios

noviembre 6, 2020

El serum, o serum facial, es un producto cosmético que se aplica directamente sobre la piel de la cara. Este producto, aunque en la actualidad está muy de moda, lleva muchos años comercializándose en el mercado debido a sus numerosas propiedades y beneficios. Y es que el serum para la cara se trata de una solución muy efectiva para cualquier tratamiento facial, ya que este intensifica la acción y mejora la absorción de los productos cosméticos habituales.

A continuación, respondemos con todo lujo de detalles a qué es un serum, para qué sirve, cuáles son sus propiedades —y beneficios del serum facial— y cómo aplicar un serum facial. Entre otras. Sigue leyendo para informarte de todo lo que necesitas saber sobre este excelente producto.

¿Qué es un sérum?

Un sérum es un producto perteneciente al sector de la cosmética que sirve para mejorar la absorción de las cremas y de cualquier otro tipo de producto cosmético utilizado de manera habitual como tratamiento facial. El serum para la cara es un producto complementario, lo que quiere decir que sirve para intensificar la acción del resto de productos que utilizamos, pero su aplicación sobre el rostro no se realiza de manera independiente.

Este se compone de diferentes ingredientes, dependiendo del tipo de serum facial utilizado —como veremos más abajo—. Es decir, podemos encontrar serum para la cara con una elevada concentración de ácido hialurónico —si nuestra piel tiene problemas de sequedad— o un serum con ácido salicílico —si tenemos problemas con los granitos—, por ejemplo.

Las opciones en cuanto al uso del serum facial son muy variadas. Lo que debes tener en cuenta siempre es que la disolución de estos cosméticos se compone de pocos ingredientes, pero los que contiene se encuentran en grandes concentraciones. Además, por lo general, la suele ser acuosa en la mayoría de los casos.

¿Para qué sirve el serum facial? Propiedades y beneficios

Acabamos de ver qué es un serum, ahora bien, para qué sirve exactamente este cosmético y cuáles son sus propiedades y beneficios. El sérum facial tiene una función específica dependiendo del tipo de producto que utilicemos —o lo que es lo mismo, de los ingredientes de su disolución—. Los beneficios del serum facial están muy ligados a las funciones de cada producto. Como explicábamos más arriba, el serum se acompaña de otros tratamientos cosméticos —su aplicación se realiza siempre antes de estos—. Con ello lo que se consigue es, por un lado, mejorar la absorción de estos y, por otro, intensificarla —ya que esta mezcla contiene una elevada concentración del nutriente específico que nos interesa—.

Entre las propiedades más destacadas del serum para la cara nos encontramos las siguientes:

  • Se absorbe rápidamente: Debido a la composición general de los serum faciales, con una base acuosa, estos son muy fáciles de absorber una vez que se aplican sobre el cutis.
  • Muy hidratante: Los serums son productos que resultan muy hidratantes, independientemente de cual sea su función principal.
  • Diferentes texturas: El sérum tiene diferentes texturas dependiendo del producto en cuestión. Estas pueden ser en forma de aceite, gel o emulsiones. Cómo aplicar un serum depende de cada textura.
  • Elevadas concentraciones de un mismo ingrediente: Un serum es un producto con una función específica que varía dependiendo de las concentraciones de su ingrediente principal. Se trata de fórmulas que son muy eficaces, por su alta concentración en activos. La cantidad de ingredientes del serum son más reducidas que las del resto de productos cosméticos.
  • Base acuosa: Otra de las propiedades del serum es que este está hecho, por lo general, a partir de una base acuosa. Es por ello que resulta tan fácil de absorber e hidratante.

Tipos de serum

Como decíamos más arriba, los beneficios del serum facial varían dependiendo del tipo de serum en cuestión —o lo que es lo mismo, de su ingrediente principal—. Los serum más habituales son:

  • Serum antiarrugas: El serum antiarrugas, o serum antiedad, es una fórmula que se utiliza para retrasar los síntomas del envejecimiento de la piel del cutis. Es decir, actúa eliminando las líneas de expresión de la cara, así como la flacidez de la piel y, por supuesto, las arrugas. Por lo general, este tipo de serum suele tener una función antioxidante con principios activos a base de vitamina C en altas concentraciones.
  • Serum para el acné: La función de este serum es acabar con el acné. Este cosmético actúa eliminando los puntos negros y las espinillas, además de reducir la generación de sebo por parte de las células de la piel del rostro. Su compuesto activo principal suele ser el ácido salicílico, el glicólico o el dioico.
  • Serum hidratante: Este serum trata de hidratar la piel seca del rostro cuando la crema hidratante habitual no es suficiente. Su compuesto activo fundamental es el ácido hialurónico.
  • Serum antimanchas: Sirve para eliminar las manchas oscuras para genera un aspecto del rostro uniforme. Sus compuestos activos regulan las diferencias de pigmentación.
  • Serum exfoliante: Su finalidad es mejorar la absorción de otros productos exfoliando las células muertas del rostro.
  • Serum abrillantador: Este serum consigue que la piel recupere su brillo y luminosidad. El mismo se utiliza para eliminar las manchas solares y la hiperpigmentación.

¿Cómo aplicar serum facial?

Por lo general, la forma en cómo aplicar serum facial suele ser común en la mayoría de estos cosméticos, aunque —en ocasiones— esta puede variar dependiendo del tipo de serum y de su textura. En cualquier caso, siempre es recomendado que el serum sea aplicado de una a dos veces al día, por la mañana y por la noche —si no fuera posible, siempre es preferible utilizarlo durante la noche—. Estos son los pasos que debemos seguir para responder a la cuestión de cómo aplicar serum facial:

  1. Lávate bien la cara: Antes de usar el serum, lo primero que debes hacer el limpiarte bien el rostro y secarlo adecuadamente.
  2. Dispénsalo con moderación: Por lo general con un par de gotas o tres será necesario para cada parte del rostro. Aplica estas cantidades en frente, mejillas y barbilla.
  3. No masajees la piel: Aplícalo mediante toquecitos y deja que el cutis absorba la solución.
  4. Aplica tu cosmético rutinario: Una vez que hayas aplicado el serum ya puedes utilizar tu producto cosmético rutinario. De esta forma se intensificará su acción y se mejorará su absorción.

En nuestra web puedes encontrar los mejores sérums para el tratamiento y cuidado facial. ¡Cómo siempre, las mejores marcas a los mejores precios!