Saltar al contenido
Paco Perfumerías Blog

Quemaduras solares, la importancia de cuidar tu piel

agosto 28, 2020
quemadura solar y su cuidado

Pasar horas y horas tomando el sol en la playa o en la piscina es una de las prácticas más habituales por las personas que desean lucir un bronceado perfecto en verano y recuperar el color en la piel que poco a poco se había perdido durante el año. Lamentablemente, esta actividad —aunque resulta muy relajante— es una práctica que puede resultar perjudicial para la salud, sobre todo cuando se sufren de quemaduras solares o aparecen las ampollas por el sol.

Esto es así debido a la memoria que tienen las células de piel —como veremos enseguida—, lo que supone, en algunos casos, la aparición de enfermedades graves para la piel. A continuación, te explicamos cuáles son las posibles consecuencias de las quemaduras solares, así como algunos remedios para quemaduras del sol o cómo cuidar de estas en caso de que hayas sufrido una quemadura de sol.

¿Qué producen las quemaduras solares?

La quemaduras solares o ampollas están muy relacionadas con la aparición de enfermedades graves, como es el cáncer de piel —o melanoma—. El melanoma es el tipo de cáncer de piel más grave debido a que se forma en las células que producen melanina —concretamente, en los melanocitos—. Este puede aparecer, también, en los ojos y en algunas ocasiones en los órganos internos.

La causa del melanoma, o cáncer de piel, todavía no está muy clara, aunque se ha comprobado que la exposición a la radiación ultravioleta del sol influye en su aparición. La población que más riesgos tiene de sufrir esta enfermedad a causa de la radiación UV es la infantil y la adolescente debido a que tienen una piel más joven. Las mujeres menores de 40 años tienen, también, mayores riesgos de padecer esta enfermedad a causa de una quemadura de sol. El riesgo es elevado también para las personas que se han quemado la piel en varias ocasiones y para quienes se exceden en días puntuales con un atracón de sol.

Es fundamental, por consecuente evitar la exposición pronunciada a la radiación UV del sol, así como evitar las horas de mayor radiación solar. Estas tienen lugar entre las 12 y las 16 horas.

Medidas de prevención para evitar la radiación solar y las quemaduras por el sol

Por supuesto, como comentábamos en el punto anterior, para evitar las quemaduras solares y la aparición de ampollas por el sol es fundamental evitar las horas de mayor radiación solar, así como evitar permanecer mucho tiempo expuestos al sol. Además, se debe hacer uso de protectores solares, o de crema solar. Los productos más recomendados para pieles blancas son los protectores solares con un factor de protección solar de 50 o más, mientras que para las pieles morenas con uno de 30 será suficiente. Este debe ser puesto, preferiblemente, antes de salir de casa. En caso de no ser posible, lo más aconsejado será 30 minutos antes de la exposición al sol. Las dosis de crema deben ser generosas, sobre todo en las personas que tienen la tez más pálida.

Grados de protección SPF

Los grados de protección SPF —en inglés, Sun Protection Factor— vienen indicados con un valor numérico que aparece en las cremas solares o protectores solares. El SPF, o factor de protección solar, nos indica de manera aproximada el tiempo que una persona puede permanecer expuesta a la radiación UV sin sufrir una quemadura de sol. Son productos que cumplen con la función de cuidar de nuestra piel y evitan tener que cuidar una quemadura grave a causa de una exposición indebida.

El valor SPF multiplica el tiempo que la persona puede permanecer al sol sin quemarse por el valor de protección del producto. Así pues, en el caso de una persona con piel normal —la cual puede permanecer entre 15 y 20 minutos expuesta al sol sin quemarse— podría pasar 600 minutos al sol con un SPF 30, lo que equivale a 10 horas. Por supuesto, hay que tener en cuenta que cuando pasa un tiempo la crema pierde efectividad, al igual que si nos mojamos o nos damos un baño en el mar o en la piscina.

Remedios para quemaduras del sol: ¿Cómo actuar ante una quemadura solar?

Cuidar una quemadura del sol es algo que puede resultar muy doloroso, sobre todo si se trata de una quemadura en la espalda, de una quemadura de sol en la cara o de una quemadura de sol en la nariz. Los remedios para quemaduras de sol pasan por las siguientes recomendaciones:

  • Evitar la ropa sintética: Lo mejor para que el roce no resulte demasiado molesto —si tenemos una quemadura en las piernas o en la espalda— es emplear ropa con fibras naturales como el algodón orgánico.
  • No despellejar la piel: Ten en cuenta que la piel se encuentra en un estado muy sensible y las primeras capas protectoras han desaparecido, así que es más conveniente que dejes los pellejos hasta que se renueven las capas dañadas para cuidar de la piel interna.
  • Hidrata mucho la piel: Así mismo, es fundamental que hidrates al máximo tu piel. Lo más aconsejado es que acudas a un doctor para que te recete, en caso de que sea necesario, un corticoide tópico con el cual bajará la inflamación y el dolor. De cualquier forma, puedes utilizar cremas hidratantes hechas con aloe vera y otros productos naturales y regeneradores.
  • Duerme con sábanas suaves: Las quemaduras de piel —ya sean quemaduras de sol en la cara, quemaduras de sol en la nariz o quemaduras de sol en la espalda— suelen sentirse mucho a la hora de dormir debido al tacto con las sábanas. Por ello, es aconsejable que hagas uso de sábanas finas y suaves y que utilices pijamas de algodón.

Cuánto tiempo dura una quemadura del sol

Todo depende de la gravedad de la quemadura solar. Por lo general, las molestias ocasionadas por las quemaduras de sol suelen durar —al menos— un par de días o tres. En el caso de que tengas ampollas por el sol estas tardarán, como mínimo, una semana.

Encuentra en nuestra web, las mejores cremas, geles y leches hidratantes aftersun. ¡Las mejores marcas a los mejores precios!